Porque Chile ya despertó

El estallido social en Chile llegó para quedarse y transformarse en aquella lucha que viene a remover los cimientos que nos dejó la dictadura y en consiguiente, el experimento chileno del sistema neoliberal efectuado por los Chicago Boys y perpetuado durante los últimos 40 años aproximadamente. El pueblo chileno se cansó de tanto abuso sistemático realizado en todas las áreas de la sociedad; salud, vivienda, educación, pensiones, entre muchos otros. El Gobierno de Sebastián Piñera ha sido el fiel reflejo de la derecha chilena retrógrada que no titubeó en volver a sacar a los militares a las calles, tal como lo hicieron en la época para el golpe, dejando más que claro que sus intereses económicos se encuentran por sobre los intereses sociales en pos del bienestar de las mayorías. Las violaciones a los DD.HH. los seguimos viviendo en pleno 2019 y como Revista no podemos estar más que en contra con dichos actos, donde nos sumamos a exigir justicia y verdad por los cometidos de ayer y hoy. Se han enarbolado muchas demandas del sentir social para superar la gran brecha de desigualdad que hoy asumimos como país. Es imperante que hoy el sueldo mínimo sea un ingreso que pueda sostener a familias para cubrir las necesidades básicas de éstas; Los que hoy tienen más riquezas deben tributar más y no eludir impuestos como lo hace incluso nuestro propio Presidente; Los hospitales deben contener los implementos necesarios y atenciones justas para todo el que las utilice, porque no queremos una salud para ricos y una para pobres; Una educación que desde el preescolar hasta la enseñanza superior sea garantizada por el Estado para que todxs poseamos las mismas herramientas educativas y no exista una segregación socioeconómica en dicho ámbito; Pensiones dignas, porque es miserable no tener una vejez en la cual podamos gozar de los últimos años de vida. Un sinfín de demandas que el clamor social exige y que el movimiento coincide que para ello es necesario erradicar la Constitución Política elaborada en dictadura para comenzar a cambiar de raíz este sistema. La Asamblea Constituyente es la vía más democrática para poder hacerlo y así se ha manifestado en las calles.

Como Revista Recrea nos ponemos al servicio de las comunicaciones de manera de informar de manera objetiva y clara a modo de contrarrestar lo que hoy las grandes cadenas han querido instalar: Criminalización y temor. Por vía nuestras redes sociales (Instagram y Facebook) hemos estado difundiendo diverso material en donde si posees algo que se deba difundir, estamos en toda disposición de hacerlo.

Llamamos a seguir participando de toda instancia de lucha, desde levantar cabildos abiertos, marchar, cacerolear, apoyar en primeros auxilios, aportar en una olla común, etc, todas son igualmente válidas, porque el cambio lo hacemos ahora y entre todxs.

Por un Chile justo y democrático. ¡Hasta que la dignidad se haga costumbre!

Revista Recrea, contra la hegemonía comunicacional.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *